lunes, 22 de marzo de 2010

Twitter y la tele

La implementación registrada por Twitter en los usuarios españoles ha calado de tal forma que se ha convertido en la base de un programa televisivo en la era del apagón analógico. Se trata de 'Twision', un formato novedoso que emite Veo TV los jueves en el que los telespectadores pueden participar e interactuar a través de la red social que lo guía.

Una iniciativa que pone en solfa las parrilas asustadizas que fundamentan la oferta de la televisión convencional, sometida a la referencia visual que le ofrece el retrovisor quemado de la competencia, donde la telebasura, el reality-show y la fantochada prevalecen sobre el buen gusto, la utilidad y la sintonía con los tiempos que corren.

Twitter, además de ser para mi gusto el oasis para los periodistas que viven con recelo la crisis del papel, esto es, un soporte más en el que anclar su capacidad informadora, es una tarjeta 'profesiopersonal' permanente en la que nadie figura demacradamente. Ser tuitero significa ser usuario de una red afín y desafín de contenidos que, como radio online, permite acceder puntualmente al acontecer visto desde el prisma de quienes protagonizan de otra forma la realidad, alejada o cercana a la agenda-setting; una exclusiva contada en silencio, con el picoteo del teclado que podría escenificar el pajarito-mascota de esta red social que acaba de cumplir cuatro años.

Os dejo con la primera edición de Twision, a ver qué os parece.


Twision (Primer programa) from Veo Television on Vimeo.



Mi nick en Twitter es @360gradospress.

lunes, 8 de marzo de 2010

8M

Con tantas cosas como tienes que hacer. Si viniera tu padre, seguro que te pondría las pilas, ni trabajas ni estudias, te viene al pelo la coartada de que todavía vas a clase. Pero, ¿para qué?, ¿para sacarnos los ojos?, ¿para volver borracho a casa de jueves a domingo?, ¿para fumar porros y fusilar el móvil?, ¿para hacerme la vida imposible? Se lo voy a decir a tu padre (si viene). Estoy cansada de verte saturado, estoy triste por trabajar todos los días en casa sin que nadie sepa lo que significa.


Algún día, cuando todos los actores del mundo se den la vuelta para agradecer al auditorio su paciente y callada asistencia, alguien desde la fila de atrás levantará la mano y preguntará: “No he entendido el significado de la vida”. La paciente ama de casa responderá con un susurro hipodérmico: “No he entendido el sentido de los días internacionales”.

Por el día a día, por las valientes. Chapó.
photo by marga ferrer